Músicos y Ferias Públicas: ¡Sandía Calá!

Lo que ocurrió el fin de semana en la Plaza de Armas de Coyhaique es un claro ejemplo que se pueden generar espacios públicos “con onda y ambiente”. Creo que nunca habíamos podido tener una feria tan bien producida en dicho lugar. Se notó que la productora a cargo de este “Festival de la Cosecha” que reunió principalmente a empresarios locales, quienes expusieron y vendieron sus productos a los transeúntes, aprobó satisfactoriamente este desafío.
PAR DE CHOCOS COSECHA
Esta actividad tuvo dos aspectos relevantes de destacar desde la mirada de los músicos . 1.- La presencia de bandas locales durante los dos días del evento y la venta de cerveza en espacios públicos. Dos aspectos que, si duda, marcan la diferencia a la hora de darle vida a una actividad pública masiva y familiar, donde la música en vivo está presente.

El primer día “La Banda Gorda” y el segundo “Par de Chocos” con show de una hora cada una, dos bandas que, para quienes tuvieron la posibilidad de pasar por la plaza de armas los días viernes y sábado pasados, se pudieron percatar que la música en vivo es un factor relevante a considerar, con buen sonido, con la calidad técnica que los músicos esperan y con un marco de público importante para exponer sus proyectos musicales. Es fundamental que los organismos públicos y privados que producen este tipo de instancias sepan que la receta de tener bandas y artistas locales sonando en vivo es algo que da más calidez, identidad y cercanía a estas actividades y que, para los músicos , es una muestra clara que la escena se abre para continuar difundiendo sus proyectos en escenarios a la altura de sus carreras musicales.

CERVEZA
La cerveza, sin duda otro factor importante, que demuestra y deja por el suelo los pensamientos añejos de que alcohol, cultura y vía púbica no pueden ir de la mano. Acá no hubo ni curados ni jugosos, al contrario, gente que disfrutó recorrer una feria, escuchar música en vivo y, de pasadita, compartir de una grata cerveza artesanal de la zona. Lo otro no menor, fue el abrir la oreja a la música anglo envasada durante el día sin tener que pasar 10 horas escuchando chamamé y rancheras. Eso, se agradece.

FERIA
Felicitaciones a los organizadores e invitamos a todas las reparticiones públicas y privadas a imitar este tipo de instancias, a salir de las producciones sin novedades, a fomentar la cultura de los pequeños detalles que marcan la diferencia y crean un concepto que la ciudadanía valore y disfrute cada vez que se realizan este tipo de producciones. Como AMIP estamos dispuestos a seguir sumando con los nuestros a este tipo de instancias.-

Share this:

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *